Las algas son organismos que viven en el agua, como ríos, lagos u océanos. También se pueden encontrar en sitios que están constantemente húmedos como suelos, rocas e incluso árboles.

Tienen la capacidad de generar su propio alimento en el agua partiendo de sustancias orgánicas e inorgánicas.

De esta manera es que estas plantas acuáticas realizan su proceso de fotosíntesis, atrapando las pequeñas partículas de energía lumínica para alimentarse.

Dependiendo del tipo de alga, esta puede ser unicelular o multicelular, sexuales o asexual. Además, de estas características su alrededor determinará su forma y color.

También, dependiendo del tipo de alga y su entorno, pueden resistir desde temperaturas de 0ºC hasta superiores a los 40ºC.

¿Qué tipos de algas hay?

Existen diversos tipos de algas, sin embargo, hay tres grandes especies principales:

  • Phaeophyta o algas pardas: se caracterizan por tener un color pardo o café. Poseen una estructura multicelular y habitan en el océano.
  • Rhodophyta o algas rojas: su pigmentación particular es entre roja con pintas violetas. Las hay con estructura unicelular como multicelular y su hábitat es el océano.
  • Chlorophyta o algas verdes: son una especie amplia pues habitan tanto en aguas dulces como saladas. Su pigmentación general es verdosa con una estructura que puede ser unicelular o multicelular.

En el mundo de las algas existen otros tipos denominados como microalgas, las cuales son: diatomeas, dinoflagelados y euglenoides.

Estas hacen igualmente el proceso de fotosíntesis, pero su desarrollo físico es más limitado.

¿Se pueden comer las algas?

Estas son plantas que por su aspecto y hábitat no resultan común pensar en ellas como fuente de alimento.

Sin embargo, por años han existido culturas que han adoptado parte de su dieta alimenticia.

Cuando nos referimos a las algas, al igual que las plantas terrestres también hay una variedad que no es comestible.

En la actualidad se ha descubierto que existen alrededor de 145 especies de algas, incluyendo microalgas, que son comestibles.

Pero, ¡Cuidado!

Investigaciones, como las realizadas en el 2015 por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), han manifestado que hay cierto tipo de algas que hay que consumirlas, pues poseen un alto contenido de yodo.

Un exceso de yodo en el organismo atraería diversos problemas hormonales en las tiroides.

Las algas en el sushi y en la cocina en general

Por otro lado, una de las culturas gastronómicamente más ricas es la japonesa.

Esta se caracteriza por amplio consumo de alimentos marítimos en distintas formas.

Japón tiene diversos platos, sin embargo, uno de sus platos más populares a nivel internacional es el sushi.

Al contrario de lo que se piensa el sushi no es “comida cruda”, simplemente es la forma en la que se prepara el arroz.

Uno de los ingredientes claves en el sushi son las algas, ya que no solo se han utilizado como ingrediente decorativo sino para agregar textura, sabor y nutrientes en su preparación.

Este ingrediente no solo se presenta en el sushi sino también en sopas, ensaladas, dulces, frituras, de forma asada, deshidratada y demás variedad.

Algunas de las algas que principalmente usan en sus platos son el wakame, nori, kombu, arame, hijiki, ogonori, tosoka, kanten o agar-agar, tengusa, y alga dulse.

Otro de los países que está en auge respecto al uso de las algas como fuente de alimento es Chile.

Sus algas más conocidas para el consumo humano son el luche, cochayuyo y la chicoria de mar.

Algas la comida del futuro

Las algas poseen diversas propiedades a nivel nutricional como vitamina A, B1, B2, C, E antioxidantes, fibra y proteínas, omega-3, así como también calcio, hierro, fósforo, magnesio, potasio, yodo, entre otros minerales.

Algunos beneficios para la salud son:

  • Ayuda controlar los niveles altos de azúcar en la sangre y colesterol
  • Controla la hipertensión.
  • Refuerzo del sistema inmunitario.

Actualmente se ha considerado las algas como una de las verduras marítimas que el hombre debería aprovechar, no solo por su variedad sino por su contenido nutricional.

Curiosidad: además de consumirlas. las algas son una de las plantas que se utiliza en la cosmética por sus grandes beneficios para la piel.

Las algas son un alimento que se puede reproducir en masa y que tiene muchos beneficios para aportar, solo falta dar el paso para una mayor incorporación de ellas a nuestra dieta.