El análisis de ciclo de vida es un proceso que sirve para evaluar las cargas tanto ambientales como sociales y económicas que van asociadas a un producto.

Se usa para determinar su impacto en el ambiente y en la sociedad. El estudio incluye todo el ciclo de vida del producto:

Existen tres puntos de vista desde los que afrontar un ACV.

Desde el punto de vista económico: se analiza el carácter económico del producto mediante el flujo de costes y beneficios evaluando el impacto económico en los distintos actores implicados.

Desde el punto de vista ambiental: se analiza el desempeño ambiental del producto mediante el flujo de entradas y salidas (sustancias, emisiones, recursos, materiales, energía...) evaluando el impacto ambiental para el planeta.

Desde el punto de vista social: se analizan las condiciones sociales y socioeconómicas mediante el flujo de comportamiento social, decisiones socio-económicas, horas de trabajo, cumplimiento de derechos y deberes evaluando el impacto social sobre los trabajadores, consumidores y la sociedad en general.

¿Para qué sirve el ACV?

  • Para tener una imagen clara de todas las consecuencias reales de un producto.
  • Para analizar mejor las decisiones que se pueden tomar con el fin de reducir o incluso eliminar los impactos ambientales negativos.
  • Aparte de para proteger y reducir el impacto medioambiental, también sirve para reducir los costes de producción y logística.

Conceptos fundamentales

Para comprender bien el ACV hay que conocer algunos conceptos.

Sistema

El producto a analizar.

Por ejemplo: una bicicleta, una tostadora, etc...

Funciones del sistema

Las funciones que realiza el producto.

Por ejemplo: secar las manos, lavar los dientes, calentar agua...

Unidad funcional

Es la unidad que se toma como referencia para medir las entradas y salidas en un flujo. Es lo que nos permite comparar diferentes productos o sistemas bajo un mismo criterio.

Por ejemplo, si queremos comparar dos botellas de agua, una de vidrio y otra de plástico, ¿cómo establecemos un criterio de comparación?

Pues definimos una unidad funcional: "Contener 1L de agua".

Unidad funcional de tipo físico

Hace referencia al propio producto durante su vida útil.

Por ejemplo:

  • Una secadora con una vida útil de x años.
  • Una lechería que produce x litros en x años.
  • Un camión que recorre x kilómetros en x años.

Unidad funcional de tipo función

Hace referencia a la función que cumple el producto.

Por ejemplo:

  • Total de kg de ropa secada.
  • Total de litros de leche producidos en un año.
  • Total de kilómetros recorridos en un año.

Para esta cafetera:

Unidad funcional de tipo físico: 1 cafetera con una vida útil de 3 años que se usará para hacer 2 cafés al día.

Unidad funcional de tipo función: Beber 1 taza de café una vez al día durante 3 años en una familia de 4 personas.

Ejemplos incorrectos:

  • Hacer café
  • Una cafetera

Son incorrectos porque al no ser suficientemente específicas no permiten cuantificar las entradas y salidas del sistema.

A la hora de comparar varios productos hay que usar una unidad funcional de tipo función.

Entonces si por ejemplo queremos comparar 1 litro de leche envasada en una botella de cristal o un envase de plástico, tendríamos que hacerlo comparando "1 litro de leche envasada" (tipo función) y no "1 envase de leche" (tipo físico).

Flujos de referencia

Cantidad de la unidad funcional de comparación requerida para que el sistema o producto cumpla con su función.

Límites del sistema

Establecen qué procesos debemos incluir en el análisis. Es decir, desde dónde hasta dónde vamos a analizar el producto. ¿Desde que se produce, desde que se compra, hasta que se recicla, hasta que se deja de usar?...

  • Cradle to gate: de la cuna a la puerta. Desde la extracción de los recursos hasta que sale de la fábrica.
  • Gate to gate: de la puerta a la puerta. Solo se analiza el proceso de fabricación.
  • Cradle to grave: de la cuna a la tumba. Desde la extracción del material para producirlo hasta que se recicla o elimina el producto.
  • Cradle to cradle: de la cuna a la cuna. Cuando el fin de vida de un producto es la entrada hacia otro sistema.

Etapas a seguir en un ACV

Existen distintas normas, pero estas cada vez se van unificando más. En esencia, las fases principales de un análisis de ciclo de vida son estas cuatro:

  • Fase 1: Definición del objetivo y alcance.
  • Fase 2: Análisis de inventario.
  • Fase 3: Evaluación de impacto.
  • Fase 4: Interpretación

Fase 1. Definición del objetivo y alcance

Pues eso, definimos el objetivo, incluyendo las razones para realizar el estudio, el público previsto, si pretendemos luego usar los datos para su divulgación, etc...

Y aparte definimos el alcance, incluyendo la unidad funcional, los límites del sistema, las categorías de impactos a analizar así como la metodología que vayamos a seguir para evaluar dichos impactos (CML, Eco-Indicador 99...)

Por ejemplo la unidad funcional para comparar un secador de aire y un secador de papel puede ser.

  • Función a analizar: Secar manos
  • Productos a evaluar: toallas de papel VS sistema de secado por aire.
  • Unidad funcional: Número de manos secadas, secar manos con un secador durante su vida útil, secar manos 1000 veces al día durante x años, ...
  • Flujos de referencia:
    • Secador: volumen de aire caliente necesario para secar un par de manos.
    • Toalla: masa de papel necesaria para secar un par de manos.

Categorías de impactos

Midpoint - Enfocados en los problemasEndpoint - Enfocados en los daños finales
- Cambio climático (CC)
- Destrucción de la capa de ozono (OD)
- Acidificación terrestre (TA)
- Eutrofización de agua dulce (FE)
- Eutrofización de agua de mar (ME)
- Toxicidad humana (HT)
- Formación de oxidantes fotoquímicos (POF)
- Formación de material particulado (PMF)
- Ecotoxicidad terrestre (TET)
- Ecotoxicidad de agua dulce (FET)
- Ecotoxicidad de agua marina (MET)
- Radiación ionizante (IR)
- Ocupación de terrenos agrícolas (ALO)
- Ocupación de terrenos urbanos (ULO)
- Transformación de terrenos naturales (NLT)
- Agotamiento de agua (WD)
- Agotamiento de recursos minerales (MRD)
- Agotamiento de combustibles fósiles (FD)
- Daño a la salud humana (HH)
- Daño a la diversidad de los ecosistemas (ED)
- Daño a la disponibilidad de los recursos (RA)

Fase 2. Análisis de inventario

En esta fase se recopilan todas las entradas y salidas del flujo unitario de procesos, cuantificando el tipo y unidad de medida según la unidad funcional definida.

Ejemplo:

Proceso: Proceso de producción de acero

Flujo de referencia: 1kg de acero de sección 10x10cm

Fase 3. Evaluación del impacto

Esta fase tiene por objetivo entender y evaluar cuantitativamente la magnitud del impacto de un sistema o producto.

Fase 3.1. Clasificación

En esta fase debemos clasificar las sustancias recopiladas en el inventario según su efecto.

Por ejemplo:

  • CO2 y CH4 se asignan al calentamiento global.
  • CFC (clorofluorocarbonos) se asignan a la reducción de la capa de ozono.
  • Los materiales como metales, férreos, cartón, papel se clasifican como consumo de materias primas.

Cada categoría de impacto se evalúa en una sustancia equivalente.

Fase 3.2. Caracterización

Cuando ya sabemos la unidad equivalente en la que vamos a medir cada elemento tenemos que conocer la relación entre la cantidad del elemento y su valor en la unidad equivalente.

Por ejemplo:

Categoría de impacto: Cambio climático

Factor de caracterización: Potencial de cambio climático. Medida para evaluar el cambio climático en términos de radiación y en unidad de masa de gases de efecto inverandero.

(Estos valores se consultan en las bases de datos)

Para calcular el imacto por indicador de categoría usamos:

Básicamente lo que hacemos es multiplicar la cantidad total del elemento por su equivalente.

En el caso de nuestro ejemplo tenemos:

Y eso mismo lo vamos haciendo con todos los elementos del inventario:

Los resultados de la caracterización muestran el impacto ambiental en la unidad de cada categoría de impacto.

Fase 3.3. Normalización

La normalización es una etapa opcional del ACV que consiste en relacionar las magnitudes respecto a un valor de referencia, con el objetivo de entender de una forma más clara la magnitud relativa de los resultados de cada impacto en el ciclo de vida del producto.

Ejemplo con las tres subfases

Vamos a evaluar el impacto ambiental de dos tipos de bombillas: incandescentes y de bajo consumo. Se tienen los siguientes datos de inventario:

1. Clasificación

Categoría de impactoBombillas incandescentesBombillas de bajo consumo
Cambio climático
CO2 al aire800 kg50 kg
CH4 al aire230 kg24 kg
Ecotoxicidad acuática
Cobre al agua3 g20 g

2. Caracterización

Cálculos para la incandescente:

Cálculos para la de bajo consumo:

Categoría de impactoLámpara incandescenteLámpara de bajo consumo
Cambio climático5630 kg CO2-eq1004 kg CO2-eq
Ecotoxicidad750 kg DB-eq5000 kg DB-eq

Fase 4. Interpretación

Pues eso, interpreta los resultados y tal. El truco es saber de qué va el tema y ya. Busca info por ahí que hay de sobra.