El aparato de Golgi está presente en todas las células eucariotas y cumple funciones muy importantes. Ayuda a fabricar y empaquetar las proteínas y lípidos que van a ser utilizados posteriormente por el organismo. El nombre se debe a su descubridor, Camillo Golgi.

Función y estructura

La función principal del aparato de Golgi es la exportación de proteínas y su clasificación, según la cual las envía a su destino correcto. Este aparato está compuesto por una cara Cis y una cara Trans, en forma de sáculos aplanados.

En los extremos tiene la red del cis Golgi (CGN), que son las vesículas provenientes del retículo, a punto de entrar al aparato.

A continuación aparecen los sáculos, con la cisterna cis, la más cercana al RE; la cisterna media; y la cisterna trans en la cara alejada del RE.

Finalmente, igual que teníamos el CGN, tenemos la red del Trans Golgi (TGN), con pequeñas vesículas que ya salen del aparato de Golgi para ir a sus respectivos sitios.

Glucosilación de proteínas

Esta glucosilación ocurre en compartimentos específicos del aparato de Golgi, pues en cada compartimento hay una determinada enzima. En la CGN se da la clasificación, en los sáculos (cisternas) se dan las modificaciones de estos oligosacáridos, con distintas modificaciones, y finalmente en la TGN se da otra clasificación para que cada proteína sea enviada a donde corresponde.

La glucosilación del RE servía para controlar el estado de plegamiento de la proteína y todas ellas salían con el mismo oligosacárido, mientras que en el aparato de Golgi salen con diferente oligosacárido dependiendo de lo que vaya a ser cada proteína.

Dentro del Golgi habrá oligosacáridos complejos, en los que el oligosacárido que viene del RE se recorta y se añaden nuevos azúcares; u oligosacáridos ricos en manosa, en los que no se añaden nuevos monosacáridos sino que se modifica el precursor que viene del retículo.

Hasta ahora hemos visto oligosacáridos unidos a asparagina por el NH, por lo que reciben el nombre de N-glucosilación, mientras que en el aparato de Golgi se puede unir, también, la treonina a un OH del oligosacárido.