El ciclo de Born–Haber, lo que trata es de partiendo de una reacción química global, ir desglosándola en procesos parciales más sencillos.

Experimentalmente la energía reticular que se desprende en la formación de un cristal iónico, no es sencilla de obtener, en cambio a través de estos ciclos, se puede facilitar el proceso.

¿Qué es la energía reticular?

Es la energía que se obtiene al formarse un compuesto iónico a partir de sus iones gaseosos.

La formación de un compuesto iónico puede hacerse desde la simple reacción de un metal y un no metal en cualquiera de sus estados, por ejemplo, tal y como se encuentran en la naturaleza (*). Pero para el cálculo de la energía reticular necesitamos que estén los dos elementos en forma iónica y además en estado gaseoso.

(*) Los metales alcalinos y alcalinotérreos se encuentran en estado sólido. En cambio, los no metales se encuentran la mayoría de ellos en estado gaseoso y además en forma diatómica. Por tanto, en las reacciones de formación de los compuestos iónicos aparecen F2 , Cl2 , O2 , etc.

Ejemplo 1

El producto final el mismo:

Para calcular U, necesitamos llevar los reactivos del estado y forma de la reacción típica, al estado y forma de la reacción para el cálculo de U.

O sea:

Se construye el ciclo:

Qué es cada una de las entalpías (se ponen en forma de letra por abreviar):

S es la de sublimación – Energía positiva porque se aporta al sistema para pasar el metal sólido a metal gas.

D es la de disociación – Energía positiva porque se aporta al sistema para disociar la molécula a átomo.

PI es el potencial de ionización – Energía positiva porque se aporta al sistema para arrancar un electrón al átomo neutro y pasarlo a ion (catión).

EA es la electroafinidad – Energía negativa porque es la energía desprendida al introducir un electrón en el átomo neutro y pasarlo a ion (anión).

ΔHFo es la entalpía de formación del cristal en condiciones estándar. Sus valores deberán estar en unidades de energía por mol

¿Por qué en este caso es ½ de D? La molécula de flúor es diatómica, por eso aparece como F2 pero en el producto obtenido NaF, sólo aparece uno, por tanto al ajustar la reacción tiene que ser ½ de F2.

Como los datos estarán en unidades de energía por mol como tengo ½ de F2 solamente tengo que disociar la mitad de la molécula en valor de energía de disociación.

Ejemplo 2:

¿Por qué en este caso es 2 EA? Pasamos de Cl2 a 2Cl o sea Cl – Cl, necesitamos meter un electrón por cada Cl. Luego necesitamos dos veces la Energía correspondiente a la electroafinidad.

Ejemplo 3:

No se debe disociar el azufre (S), porqué no es diatómico, está ya en forma como átomo.