La electrónica es la ciencia que estudia el movimiento de las cargas eléctricas en un gas, en el vacío, o en un material semiconductor.

Aunque en sus aplicaciones industriales actuales no se realizan circuitos electrónicos ni en gases ni en el vacío. Así es como funcionaban los primeros ordenadores de la historia.

Actualmente la electrónica se basa en el uso de semiconductores. Porque esto permite elementos mucho más pequeños, eficientes y económicos.

Pero… ¿qué es un material semiconductor?

Un semiconductor es un material que actúa tanto de aislante como de conductor.

Y este comportamiento depende de las circunstancias en que se encuentre.

Debido a este dinamismo que tienen, son ampliamente usados en la industria electrónica para llevar a cabo operaciones de todo tipo.

Veremos en detalle cómo y por qué los semiconductores están tan presentes en la electrónica, pero antes hay que empezar por tener claras las nociones básicas.

Conceptos básicos de electrónica

Siempre que aprendes algo, tienes que ir primero a conocer las bases del tema, para saber con qué clase de asuntos estás tratando y poder hablar de ellos sin que parezca magia negra.

En este caso, debes familiarizarte con los siguientes conceptos:

Información: conocimiento sobre un suceso o situación. Por ejemplo es información la temperatura que hay en un horno en un determinado momento.

Señal: variación de una magnitud (por ejemplo corriente eléctrica) para transmitir información. Por ejemplo son señales las ondas electromagnéticas que entran y salen en tu teléfono móvil mientras haces una llamada. En electrónica, nuestra señal será la variación de una corriente eléctrica.

Medio: lugar físico a través del cuál se transmite la información. Por ejemplo el aire o un conductor eléctrico son medios a través de los cuales se transmite información mediante una señal.

Procesamiento de la señal: manipulación de la señal para obtener información. Porque la señal es una variación de la magnitud, pero para saber qué información se está transmitiendo, hay que procesar dicha señal y analizarla, para extraer de ella la información.

Carga eléctrica: propiedad de la materia que se manifiesta en forma de fuerzas de atracción y repulsión y que generan una corriente eléctrica. La corriente eléctrica (el desplazamiento de partículas portadoras de carga) es la base de la electrónica, ya que es el vehículo transmisor de información en los circuitos electrónicos.

Conductividad: capacidad de un material para permitir el paso de la corriente eléctrica. Es el concepto opuesto a la resistencia eléctrica. En el caso de la electrónica, en la que las partículas portadoras de carga son los electrones, se puede decir que la conductividad es la facilidad con la que dichos electrones libres en la capa de valencia del conductor pueden ser arrastrados a través del conductor por la aplicación de un campo eléctrico.

Tensión: también conocida como diferencia de potencial, es la energía que hay que suministrar a una unidad de carga para desplazarla entre dos puntos. Se mide en voltios.

Con estos conceptos jugaremos durante los próximos capítulos para formar nuestras ideas y empezar a comprender el fascinante mundo de la electrónica, con el que estamos en contacto todos los días sin prestarle la atención que se merece.