Un circuito eléctrico es una combinación de cables que conducen la electricidad con una serie de elementos que aportan más electricidad al circuito (por ejemplo una pila) y otros elementos que consumen dicha electricidad (por ejemplo una radio).

Según de qué manera conectemos dichos elementos, tendremos una situación u otra:

Elementos conectados en serie

Están conectados uno detrás de otro, a lo largo de una línea continua en el conductor.

Por tanto, la intensidad que circula por ellos es la misma para todos, ya que la intensidad siempre sale desde el terminal negativo de la fuente de tensión hasta volver al terminal positivo.

Observa que la intensidad que sale de la pila es de 3 A, y es la misma que atraviesa a todos los elementos hasta volver a la pila.

Conexión en paralelo

En este caso, los elementos están conectados en cables independientes, por lo que la intensidad tiene que repartirse.

Observa que en este caso la corriente llega a los distintos puntos de separación (llamados nodos) y se reparte.

No siempre se reparte a partes iguales, la proporción con la que se reparte depende de otros factores que iremos aprendiendo.

Pero se sigue cumpliendo que todo lo que sale de la pila vuelve a entrar en la pila.

Mezcla de serie y paralelo

En un circuito puedes tener una mezcla de algunos elementos conectados en serie y otros elementos conectados en paralelo.

En este caso hemos conectado en serie nuestra maquinita con la radio, y hemos dejado otra conexión en paralelo para la bombilla.