Estamos en una era en la que cada día se usan más y más aplicaciones para todo tipo de tareas.

Desde la administración de cuentas bancarias hasta las comunicaciones diarias con amigos y familiares.

La cantidad de datos que utilizamos mediante internet y dispositivos inteligentes es cada vez mayor.

Eso está genial, pero también supone numerosos peligros, sobre todo relacionados con el uso de estas aplicaciones por menores.

¿Qué es el control parental y por qué es importante?

Por eso, surge el concepto de control parental que, básicamente es la idea de que los padres puedan llevar un control sobre el uso que sus hijos e hijas hacen de las aplicaciones.

Por eso a veces los padres buscan información sobre cómo espiar Whatsapp, y en realidad lo que buscan es tener un control sobre las conversaciones que tienen sus hijos.

Lo que se pretende con esto no es ni mucho menos stalkear a tus niños, sino ofrecer más seguridad ante los posibles abusos y malas intenciones de las personas fraudulentas que, por desgracia, están a la orden del día.

¿Cómo funciona el control parental?

Por lo general, es una funcionalidad que traen consigo las aplicaciones más grandes y con mayor probabilidad de ser usadas por menores, que al mismo tiempo supongan un riesgo para la seguridad y la privacidad.

Para activarla, hay que irse al menú de opciones y buscar dicha funcionalidad.

Si las aplicaciones no traen dicha función, a veces esta se puede conseguir instalando aplicaciones de terceros, como por ejemplo Whatsdog Whatsapp.

¿Es legal el control parental?

La privacidad es un factor muy importante, y no iba a ser menos cuando se trata de la privacidad que los menores tienen con sus cosas personales.

Por eso hay que tener cuidado a la hora de realizar acciones de control sobre el uso que los menores hacen de las aplicaciones, puesto que si sobrepasamos unos límites, puede ser que estemos incurriendo en un delito.

Como regla general, las aplicaciones que traen funciones nativas de control parental suelen estar reguladas y se ciñen a los marcos legales correspondientes.

¿Cuál es el mejor control parental?

Naturalmente, no hay nada como la supervisión de los padres y una buena educación.

Por muchas barreras y controles que impongamos, siempre existen maneras de saltárselos.

Por eso, un padre que de verdad quiera ayudar a su hijo o a hija a mantener un uso saludable y seguro de las aplicaciones online, lo mejor que puede hacer es darle al menor una educación y la información precisa para que no sucedan imprevistos.