Hemos repasado por encima el concepto de átomo para mirar dentro de este el concepto de carga eléctrica.

Y hemos visto que la carga eléctrica es una propiedad física de la materia que hace que esta se vea sometida a una fuerza eléctrica cuando está dentro de un campo eléctrico.

Hemos visto que la carga eléctrica más pequeña es la del electrón.

Y hemos visto que en los átomos, los electrones pueden moverse de un átomo a otro.

Y ahí es donde surge la electricidad

Existe la idea de que la electricidad es el movimiento de electrones, pero eso es incorrecto.

La electricidad es el desplazamiento de la carga eléctrica.

Y resulta que gracias a la libertad de desplazamiento que tienen los electrones, estos pueden transportar la carga eléctrica.

Nota: Hay otros casos en los que no son los electrones los que transportan la carga eléctrica, y seguimos teniendo electricidad. No obstante, para el estudio de la tecnología eléctrica aplicada al día a día, nos centraremos en la electricidad debida al movimiento de la carga eléctrica debido al desplazamiento de los electrones.

Pero, hay que saber que los electrones no se mueven siempre que quieran, sino que su desplazamiento depende del material en el que se encuntran.

Conductores y aislantes

Si un material tiene sus enlaces atómicos constituidos de tal forma que se permite el desplazamiento de electrones a través del material, es un conductor eléctrico.

Si dicha unión está hecha de tal forma que no se permite el desplazamiento de electrones, es un aislante.

Por ejemplo:

Típicamente un cable se compone de hilos de cobre (conductor) rodeado por plástico (aislante).

Entonces, dentro de un material conductor, los átomos están unidos entre sí compartiendo sus electrones y permitiendo que estos se desplacen libremente a lo largo y ancho del material.

Es el movimiento de estos electrones lo que origina la electricidad.

Pero recuerda que hemos revisado el concepto de carga eléctrica por algo.

Los electrones no son una carga eléctrica, la carga eléctrica es una propiedad de la materia.

Entonces los electrones, gracias a la libertad de movimiento que tienen en el conductor, son los encargados de transportar la carga eléctrica.

Vale, ¿de dónde a dónde la transportan?

Polo negativo y polo positivo

Estás acostumbrado a ver una pila con su polo positivo y su polo negativo.

Sabes que si conectas los cables, uno a cada polo, puedes encender unas cuantas lamparitas:

Las lamparitas se encienden porque la carga eléctrica pasa a través de ellas y el filamento que está dentro de la bombilla se excita debido a la cantidad de energía pasando y emite la luz que vemos.

Pero aquí lo importante es que el conductor (el cobre dentro del cable) está hecho de un material cuyos átomos están unidos de tal forma que se permite el libre movimiento de los electrones.

Y estos electrones transportan la carga eléctrica de un borne de la pila al otro borne de la pila pasando a lo largo de todo el cable y todos los elementos que se encuentren por el camino.

Esto es lo que se conoce como circuito eléctrico.

Según la cantidad de carga eléctrica que se mueve a lo largo del conductor, hablaremos de una corriente eléctrica mayor o menor, vamos a ver qué es eso de la corriente en el siguiente capítulo.