Enunciado del problema:

Se va a diseñar una silla y necesitamos conocer las medidas que tendrán los distintos elementos de la misma. No podemos coger medidas al azar o basadas simplemente en la estética, ya que la silla será usada por personas y queremos que sea cómoda para la mayor cantidad de personas posible.

Partimos de una serie de conocimientos básicos en ergonomía para recoger las medidas necesarias para del diseño de una silla, en base a las variables de diseño identificadas. El objetivo es adaptar el producto al mayor sector posible de la población.

Posición del usuario: en nuestro caso el usuario utilizará el producto manteniéndose en posición sedente, donde los segmentos de los miembros inferiores forman un ángulo más o menos recto, la columna vertebral permanece recta y la cabeza mirando al frente.

Primero. Identificar las variables de diseño para el producto: asiento doméstico o escolar con reposabrazos de producción industrial.

Las variables de diseño son aquellas magnitudes del producto cuya dimensión o valor varía en función de los requisitos del mismo.

Variables de diseño
Profundidad de asiento
Longitud del reposabrazos
Distancia entre reposabrazos
Anchura del reposabrazos
Altura del respaldo
Altura del reposabrazos
Anchura del asiento
Anchura del reposaespaldas
Altura del asiento

Segundo. Identificar medidas de antropometría estática o requerimientos ergonómicos necesarios para el diseño de nuestro producto.

Para lograr consistencia y una estandarización en los procesos de diseño, nos basamos en la norma que define las medidas básicas del cuerpo humano.

[Norma UNE-EN ISO 7250-1 : Definiciones de las medidas básicas del cuerpo humano]

Variables de diseño Medidas antropométricas (parámetros morfológicos)
Profundidad de asiento Longitud poplíteo-trasero
Longitud del reposabrazos Longitud codo-punta-dedos
Distancia entre reposabrazos Anchura entre codos
Anchura del reposabrazos Anchura de la mano en los metacarpianos
Altura del respaldo Altura del punto cervical (sentado)
Altura del reposabrazos Altura del codo (sentado)
Anchura del asiento Anchura de caderas (sentado)
Anchura del reposaespaldas Anchura de biacromial (sentado)
Altura del asiento Longitud de la pierna (altura poplíteo)

Tercero: Obtención de las medidas para los percentiles más característicos P5, P50 y P95. Recordemos que un percentil es el valor estadístico por debajo del cual se encuentra el porcentaje de valores medidos y ordenados de menor a mayor. Así, el percentil 50 es el valor que deja al 50% de las medidas por debajo y al otro 50 por encima. Es decir, la que deja la misma cantidad de medidas más pequeñas a un lado y las más grandes al otro. El percentil 5 sería la medida que deja por debajo al 5% de las medidas más pequeñas, etc... 

Nota: todas las medidas son en mm

Variables de diseño Medidas antropométricas (parámetros morfológicos) P5 P50 P95
Profundidad de asiento Longitud poplíteo-trasero 541 590 644
Longitud del reposabrazos Longitud codo-punta-dedos 396 448 495
Distancia entre reposabrazos Anchura entre codos 367 461 542
Anchura del reposabrazos Anchura de la mano en los metacarpianos 72 86 97
Altura del respaldo Altura del punto cervical (sentado) 574 631 688
Altura del reposabrazos Altura del codo (sentado) 182 224 269
Anchura del asiento Anchura de caderas (sentado) 316 364 417
Anchura del reposaespaldas Anchura biacromial (sentado) 304 372 432
Altura del asiento Longitud de la pierna (altura poplíteo) 368 419 464

Cuarto: una vez confeccionada nuestra tabla de datos, podemos proceder a dimensionar el producto.

En este caso queremos enfocar nuestro diseño al percentil 50 de la población.

Variables de diseño Medida (mm)
Profundidad de asiento 590
Longitud del reposabrazos 448
Distancia entre reposabrazos 461
Anchura del reposabrazos 86
Altura del respaldo 631
Altura del reposabrazos 224
Anchura del asiento 364
Anchura del reposaespaldas 372
Altura del asiento 419

Conclusión: Existen métodos probados para afrontar la resolución de problemas de diseño que, mediante la aplicación de una serie de reglas sencillas, ayudan al diseñador a idear productos no solo de calidad sino que puedan ser usados por la mayor parte de la población, considerando que las dimensiones del ser humano son muy variadas.

Utilizar estos métodos garantizan un éxito del producto, sin realmente complicar demasiado toda la etapa de diseño.