Un condensador es un dispositivo que almacena energía eléctrica.

Cuando te vas a correr, te llevas una botella de agua para almacenar agua y beberla cuando quieras.

Pues un condensador es casi lo mismo pero con carga eléctrica.

Sirven para almacenar carga eléctrica y usarla cuando quieras.

Algo así como una pequeña batería o una pila recargable, pero con un uso y funcionamiento muy diferentes.

¿Cómo funciona un condensador?

Los condensadores más básicos están formados por dos o más placas paralelas de un material conductor que no se tocan entre sí. Estas placas están separadas por un material aislante que no conduce la electricidad.

Cuando se conectan las patitas del condensador a una fuente eléctrica, los electrones querrán pasar pero se quedarán bloqueados al intentar pasar por el condensador.

El condensador se está cargando de electrones que se creían que iban a encontrar el paraíso pero no han podido.

Si ahora conectásemos el condensador a un circuito, este se descarga.

Y básicamente ese es el modus operandi de un condesador.

La velocidad de carga y descarga es rapidísima, con lo que tiene muchas aplicaciones útiles, como por ejemplo reducir las interrupciones de corriente eléctrica en un circuito.

Capacidad o capacitancia

Capacidad y capacitancia es lo mismo, es la cantidad de carga eléctrica que puede llegar a almacenar el codensador entre sus placas.

Se mide en faradios (F) en honor a Michael Faraday.

1 faradio equivale a la capacidad que tiene un condensador que está sometido a un voltaje de 1 V y cargado con una cantidad de carga de 1 culombio.

Curso de Electricidad