Ya sabemos que la Tierra no es una esfera perfecta, sino que se encuentra achatada por los polos. Esto hace que las dimensiones de la Tierra no sean similares en el diámetro del Ecuador como del Polo Norte al Polo Sur. En concreto tiene 12.710 km entre los polos y 12.760 km en el Ecuador.

Este achatamiento es provocado por el propio movimiento de rotación de la Tierra, que origina fuerzas centrífugas en el Ecuador, produciendo un ensanchamiento en él.

Según historiadores, la Tierra (antes del siglo V a.C.) era plana y estaba rodeada por un gran océano. El Sol y los demás astros se encontrarían en una esfera celeste que rodearía a la Tierra.

Con el paso del tiempo, algunos pensadores como Aristóteles comienzan a decir que la Tierra es esférica. Algunas justificaciones provenían de la observación y otras simplemente de la reflexión.

“Dado que la esfera es la forma más perfecta existente en el universo y que la tierra es el centro del universo, la Tierra debe de ser una esfera”.

Estrabón llegó a dibujar la tierra esférica incluso con zonas climáticas. Pensó que tal y como en el hemisferio norte había una zona templada habitada, en el hemisferio sur también debería de haberla (una zona templada habitable desconocida).

Además, esto explicaría que la parte oscura de la Luna fuera circular, concluyendo que la Tierra es una esfera.

Puntos cardinales

En Geografía, todo ha de quedar georreferenciado y para ello usamos los conceptos básicos de orientación.

Se definen 4 puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste).

  • Orientación → Supone conocer dónde estamos en el espacio refiriéndonos a los puntos cardinales.
  • Localización → Hace referencia a localizar dónde estamos en función de la latitud y longitud. Es un punto preciso de la superficie de la Tierra.
  • Situación → Nos permite establecer donde se encuentra un punto en el espacio pero siempre un punto referenciado a un sistema determinado, por ejemplo: el código postal, el nombre de la calle...

Cualquier punto terrestre se sitúa en la intersección de un meridiano y un paralelo, lo que significa que tiene una determinada longitud y latitud.

Los movimientos de la Tierra y sus consecuencias geográficas

El movimiento de rotación

Es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta completa sobre sí misma (24h).

La hora 0 se considera en Greenwich y se quita una hora hacia el Oeste y se pone una hora hacia el Este.

La desviación de los fluidos

Esto se debe al efecto Coriolis. Se produce cuando intentamos hacer que algo vaya en línea recta sin tener en cuenta que la Tierra está en continuo movimiento. Por este movimiento, en el hemisferio Norte, el agua al caer gira según las agujas del reloj, y en el Sur al contrario.

En el ecuador no gira, cae en perpendicular.

Sucesión de días y noches: la medida del tiempo

El Sol solo ilumina la mitad terrestre (día), dejando a la otra mitad en sombra (noche). La rotación de la Tierra permite que toda la superficie terrestre sea iluminada en algún momento del día, y como tarda 24h en girar sobre su propio eje, teóricamente cualquier punto terrestre tendría 12 horas de día y 12 horas de noche, aunque esto no es así (por inclinación del eje).

Debido a esto podemos observar 3 zonas iluminadas en un mismo momento: amanecer, iluminada y atardecer.

Esto hace que exista diferencia de horarios en la Tierra en un mismo momento.

Traslación e inclinación del eje

Es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta completa alrededor del Sol (365 días y 6 horas). La trayectoria que dibuja es elíptica. Debido a la inclinación del eje y al movimiento de traslación, cuando la Tierra se encuentra más cerca del sol, en el hemisferio norte es invierno y en el sur es verano y, cuando la Tierra se encuentra más lejos del Sol, en el hemisferio norte es verano, y en el sur es invierno.

La Tierra debería de tener 12h de luz y 12h de sombra en toda su superficie terrestre, pero esto no es así debido a la inclinación del eje. Esto se debe a que, cuando el hemisferio norte está inclinado hacia el sol, los rayos de éste inciden en perpendicular en el Trópico de Cáncer, dando lugar al solsticio de verano en el norte y al solsticio de invierno en el sur. Esto se da el 21 o 22 de junio con la noche más corta (H.N.) o más larga del año (H.S.)

El 21 o 22 de diciembre ocurre lo mismo pero a la inversa (En el Trópico de Capricornio).