Aquí en la salamarkesa ya hemos hablado muchísimo sobre la probabilidad.

Pero hay un caso especial que no hemos nombrado.

La probabilidad frecuencial, también conocida como probabilidad frecuentista, refiere a qué tan probable resulta un suceso si un se repite muchas veces. Puede entenderse como el cociente entre la cantidad de casos favorables y la cantidad de casos posibles cuando la cantidad de casos tiende al infinito.

La de probabilidad frecuencial se emplea cuando se trabaja con un número muy elevado de repeticiones, apreciándose así la tendencia a largo plazo. Es importante tener en cuenta que la asignación de los valores siempre está vinculada al análisis de múltiples iteraciones: por eso es habitual que se recurra a simulaciones computarizadas.

La utilidad de la probabilidad frecuencial suele ser debatida por los especialistas. Hay expertos que consideran que el no es empírico y que los criterios de aleatoriedad que se manejan no son fiables.

Para el cálculo de la probabilidad frecuencial, se necesita realizar la programación del experimento en un que brinde una iteración aleatoria. El estudio de la probabilidad frecuencial del fenómeno en cuestión se desarrolla a través de una tabla de valores.

Se considera que, después de un gran número de repeticiones, los que arroja el experimento se aproximan a los valores teóricos. De este modo se toman los datos de la probabilidad frecuencial para sacar conclusiones.

Puede relacionarse la probabilidad frecuencial, en definitiva, a la frecuencia relativa. Así se llama al entre la frecuencia absoluta (el número de veces que aparece el valor) y el tamaño de la muestra. Se sostiene que, con la múltiple repetición del experimento aleatorio, la frecuencia relativa se acerca a la probabilidad del suceso.