Normalmente, cuando te pones a hacer un curso de química, salen las reacciones de ejemplo con fluoruro de penta-octano de frambuesas mixtas.

Cosas raras que no sabes para qué sirven.

Se suele hacer así, para que sea más fácil, porque en el día a día las cosas no pasan de que un atomito se junta con otro y ya.

Pero bueno, como es interesante es ver cosas un poco más cercanas al día a a día, pues lo vamos a ver.

Ejemplos de reacciones cotidianas

Cuando la sal se rompe

¿Alguna vez has echado sal en agua, por ejemplo para hervir una buena pasta?

Si lo haces, verás que la sal desaparece en el agua.

El cloruro de sodio (NaCl) se separa en un átomo ión positivo de sodio Na+ y un ión negativo de cloro Cl-.

NaCl → Na+ + Cl

Guay.

Cuando pones a hervir la pasta

Ya le has echado la sal al agua, y le das caña al fuego para meterle calor al asunto.

Si utilizas una hornilla de gas propano, lo que pasa es que el gas propano (C3H8) reacciona con el gas oxígeno (O2) para formar dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O).

Y lo hace en las siguientes proporciones:

C3H8 + 5O2 → 3CO2 + 4H2O

1 molécula de propano reacciona con 5 de oxígeno gas para formar 3 moléculas de dióxido de carbono y 4 de agua.

Cuando lavas los platos

El jabón que utilizas no es un producto mágico que quita las grasas así porque sí.

Son moléculas que tienen dos cabecitas, una que se queda pegada al agua y otra que se queda pegada a las grasas.

Al refregar agua y jabon sobre el plato, las grasas se quedan pegada al jabón, y el jabón al agua.

Con lo que al enjuagar el asunto, toda la porquería se va por ahí con el agua.

"Bueno pero eso es mucha palabra, yo quiero saber cómo se forma el jabón."

Pues resulta que el jabón, aunque no es ninguna locura superior, es un poco más complicado, y hay que aprender algunas cosas más para comprenderlo, pero para no dejarte con la curiosidad, puedes echarle un ojo a esta reacción de saponificación en la que se forma jabón.

 

Anda, qué guay.